Lira

jueves, 2 de diciembre de 2010

Géneros y autores

En la Grecia arcaica la poesía lírica era la que se diferenciaba de la poesía recitada por recurrir al canto o al acompañamiento de instrumentos de cuerda como la lira.
Se debe a  los gramáticos alejandrinos el canon de los más ilustres representantes del genero lirico. Estos operaron una elección entre los autores de composiciones entonadas sobre la cetra por una sola persona y las representadas por un grupo corifeo.

En la lírica monódica vienen así  enumerados entre los excelsos: Alceo, Saffo, Anacreonte, mientras en la lirica coral, Alcman, Estesícoro, Íbico, Simónides, Baquílides y Píndaro. Rehaciéndose al significado literal del adjetivo "lírico", los alejandrinos no incluyen los autores de elegías, como Tirteo, Mimnermo, Solón o de yambos, como Arquíloco e Hiponates.
Los yambos y las elegías eran recitados aunque la elegía podía  también  ser acompañada por música de fondo de flauta (aulos).

La lirica se distingue en monódica, si cantada por una sola persona, o coral (corodica), si cantada por un coro. Podía además ser citarodica, si interpretada a través de la cetra y el canto, e citarística si ejecutada solo con la cetra, aulódica, si acompañada por la flauta y el canto, o aulética si acompañada solo por la flauta (aulós).

Cuadro de géneros de la lírica

El estilo se distingue por la brevedad de los periodos, bien alineados y sin dificultades sintácticas, y por las muchas metáforas, destinadas a permanecer grabadas en la memoria. Los motivos que inspiran la lirica griega son múltiples. Hay composiciones dedicadas a los dioses (himnos), en honor de Dionisio (ditirambos), de Apolo (peanes). A las divinidades femeninas se dedican los partenes, los ganadores de competiciones vienen exaltados en los epinicios y el huésped patrono en los encomios. Los trenes y los epicedios están reservados a los consuelos fúnebres y a los muertos, los epitalamios  y los himeneos a las bodas, los scolii a los banquetes, a las danzas mímica los iporchemos y a las procesiones los prosodios. No hay delimitaciones, por lo cual cada poeta puede espaciar en otros campos y utilizar los módulos de una composición también de otro.

La elegía y el yambo, de matriz jonia, se caracterizan por unas series continuadas de versos, desde los hexámetros y pentámetros dactílicos a los trímetros yámbicos e a los tetrámeros trocaicos.
La mélica monódica no va mas allá de  la agrupación de estrofas compuestas por cuatro versos, mientras la coral procede por estancias, estrofas, antistrofas y epodos.
En la lirica monódica el lenguaje el dialecto del escritor, mientras la lírica coral prefiere utilizar el dórico, considerada la lengua literaria internacional.

Después del V siglo a.C. la lírica vivirá una gran transformación operada por los alejandrinos che compondrán carmas refinados destinados a personas cultas.